Revolución de la marca H-D

Me toca escribir de mi experiencia con lo nuevo de Harley-Davidson, y mientras lo pienso me doy cuenta del compromiso que esto representa, no solo porque la marca es un icono de Estados Unidos y el mundo del motociclismo, sino también porque 8 años de andar en moto parecen nada cuando hablamos de esta marca.

Conozco personas que han recorrido miles y miles de kilómetros en estas motos, casi todo el continente Americano y gran parte Europa. Amigos con más de 50 años de andar en estas motos, entonces, atreverme hablar sobre una moto tan legendaria es algo delicado. Sin embargo, tengo ya 4 años de tener una Harley-Davidson Night-Rod Special 10 aniversario de 1200 cc y recorrer en varias ocasiones de costa a costa en territorio Hondureño, y en varias ocasiones he tenido la oportunidad de recorrer varias partes de Estados Unidos en Motocicletas H-D. lo que me permite dar una evaluación interesante a mi criterio de esta motocicleta en especial.

Para empezar es la cilindrada más pequeña que conocemos de la marca, me parece que la tendencia en las motos es ir de baja cilindrada a más alta, y en este caso H-D ha sido líder en motos de alta cilindrada y ahora aplica todo su desarrollo y tecnología adquirida a través de más de un siglo, para hacer motos de menor cilindrada sin sacrificar poder y rendimiento.

El portafolio de Harley-Davidson se hace más grande con este nuevo modelo que nace para llenar un hueco más en un segmento creciente de jóvenes entusiastas que buscan algo ligero, divertido y ágil.
La H-D STREET 500 y 750 son la nueva apuesta de la marca para lograr atraer esta demanda. Con sus nuevos motores REVOLUTION X (tecnología de los motores mas rápidos de la marca desarrollada en conjunto con PORSCHE y aplicada a los modelos V-Rod) enfriados por liquido han logrado que aun siendo el modelo más pequeño de la marca, la Street no es menos moto que sus hermanos mayores. Por muchos años el menor de marca era la famosa Sportster Iron 883, pero ahora la Street con menos cilindrada y pesa 32 kg menos que la Iron, en el banco de pruebas rinde 10 CV más, y acelera y recupera ostensiblemente mejor, además de alcanzar una velocidad máxima superior.

Otro aspecto que lo hará una mejor oferta para otros es su postura, su asiento se sitúa mas bajo, unos 2 cm mas cerca del suelo, lo que beneficia a personas más pequeñas y la clientela femenina que vemos como crece de manera importante en el país.
Parte de nuestra prueba la quisimos hacer en ciudad y a una hora pico de 4:00 P.m, lo que nos permitió ver su comportamiento con autos y otras motos urbanamente.

Nos gusto ver como su radiador y ventiladores se encendían automáticamente para no calentar mientras esperábamos en los semáforos, así mismo su postura y tamaño nos permitió sentirnos muy confiados a la hora de rebasar y al tener un excelente radio de giro y poco peso, nos permite hacer maniobras bruscas y repentinas sin problemas.

En el caso de llevar una acompañante esta estará situada un peldaño más arriba, lo que hace más cómodo para ambos.
Ya cuando agarramos carretera hacia Santa Lucia, nos dimos cuenta que sus 6 velocidades y más de 63 caballos de fuerza son mas que suficientes para rodar por encima de las velocidades legales y para hacer rebases rápidos y ligeros.
Quizá haberla probado unas cuantas horas no da el tiempo para hacer muchas mediciones técnicas, pero debo admitir que tomar las curvas y hacer las recuperaciones entre cambios son las mas dóciles que la de cualquier Harley Davidson que hemos manejado antes.

Características ya comunes en estos motores a diferencia de las clásicas H-D es su sonido, para puristas demasiado silenciosa, pero para nuevas generaciones lo sienten justa, la ventaja es que hay kits para hacerlas ruidosas si el cliente lo solicita.
En lo personal la postura de las piernas elevadas no será más deseada, pero si muy cómoda para su uso urbano. Sus frenos delanteros y traseros son justos y se sienten bien incluso a alta velocidad, aunque siempre es bueno después de unos meses hacerle ajustes y recordemos que su concepción no fue la de una motocicleta deportiva, por esa razón su suspension es de las más cómodas de la marca, pero no la mejor para altas velocidades, ya que para eso necesitaría ser mas rígida.

Regresando a su concesionaria en el Bulevar Morazán, tuve la oportunidad de hablar un poco con Javier Pérez Jr., técnico y socio de la tienda, y me explicaba que para el la más grande bondad del modelo STREET es el precio, que a la vez lo acompaña un bajo mantenimiento, de hecho esta diseñada para que sus revisiones se hagan cada 8mil kilómetros o cada año, y como no es de cadena, sino de banda como la V-Rod, está puede durar fácilmente 8 años sin cambiarla.

Con esta moto Harley Davidson presenta una opción para que todos aquellos que siempre habían querido tener una moto de esta marca se decidan por fin; con un diseño retro y con tecnología de punta, con la historia de más de 110 años de vida puestas en su nuevo motor que refleja una revolución dentro de la marca preferida de Milwaukee.

Agradecemos a Lito Castillo, Javier Pérez y su tienda Harley-Davidson Honduras, por permitirnos llevarles está nota por Tv, radio, redes sociales y próximamente en nuestra Revista física y digital.

Juan Carlos Cuéllar
Director General Sobre Ruedas C.A.
Director Ejecutivo AHAD-FIA